jueves, 17 de abril de 2014

Ticleando sobre cada pestaña (Inicio; Extremadura; Jeréz;...) podrán ver  los trabajos que realizamos  sobre los poemas de diferentes poetas de España y América latina desde el 2010 al 2013. Gracias a todos y a cada uno de ustedes poetas que lo hicieron posible.-

jueves, 10 de abril de 2014

MALDITA MARIPOSA de Coni Banús




MALDITA MARIPOSA


“De todas las heridas… 
la mas bella”
decían las pancartas 
de un cualquiera
mientras yo 
-insecto alado-
me azotaba 
contra su mirada 
(“la loca” me llamaban)

Llovían 
consejos enlodados
de su guía psico-lógica
esa que canta 
perfumando el estiércol
en la orfandad de la tristeza
mientras queda adherida 
al papel de moscaínas

“De todas las heridas… 
la mas bella”
decían las pancartas 
de un cualquiera 
y su guía (tan ciega)
aportaba palabras
a esa melodía suicida

Psico-guías…
(entre esas tipas y yo
hay algo personal)
somos insectos alados
criaturas espantosas
pero ella es una mosca
y yo una mariposa


Coni Banús


domingo, 15 de septiembre de 2013

NIEVES de Ángeles Asensio y Silvia Occorso

                                          Poema escrito por: ÁNGELES ASENSIO
Música original, canto y guitarra de: SILVIA OCCORSO
Declamación y vídeo montaje de: ROSA FRANCISCA IGLESIAS


                                    


NIEVES 

Naciste en un cortijo
entre limón y naranjos,
trajiste con tu alegría
nuevos sonidos al campo;
estaban todos los niños
esperando ilusionados
por ver llegar la cigüeña
trayendo en su pico el fardo.

Naciste en un cortijo
de regadío y ganado,
pasada la primavera
cuando se acaba el verano;
día de sol y calores
vestido de verde el campo,
el agua suena en la noria
la alberca se está llenando.


Naciste rubia cual trigo
cuando el trigo ya segado
se dora la espiga al sol
y al sol se trillan los granos;
una hortelana nos grita
el nacimiento esperado;
y lo mismo que en Belén
campesinos van llegando
con canastillos de frutas
que portan como regalo.

Naciste... ¡y en ese día
bendito y tan señalado!,
padre nos dio una fiesta,
había que celebrarlo;
comida, cante y buen vino
a todo el que va llegando
porque su niña ha nacido
y se siente desbordado.

Naciste querida hermana
como un presente sagrado,
trajiste con tu alegría
nuevos sonidos al campo.


Nieves nació en Gastambalde


sábado, 4 de mayo de 2013

REINO DE ESPONJAS de Pilar Verdú




REINO DE ESPONJAS
Ahora estoy aprendiendo a amarte sin palabras
-porque tú no las tienes todavía-,
a desnudar mi mente de adjetivos
como desnudé el cuerpo al invocarte.
Hoy en ti sólo hay pálpito, 
latido acelerado de promesas
en tu reino de esponjas,
paraíso sin árbol de la ciencia
del que también serás pronto expulsado.
Aquí estaremos juntos esperándote
para que nos enseñes
lo inútiles que son los sustantivos
cuando tú nos sonrías.



Pilar Verdú 


sábado, 13 de abril de 2013

CUNA DE OTOÑO de Irma Droz



CUNA DE OTOÑO 

Te respiro, otoño,
y tu olor me sabe a fuego que se apaga
en el plumaje de los árboles...
que se tiende lentamente
en la anchura de los campos,
para dormirse otra vez
en el vientre de la madre. 
Y soy árbol
templando mi corteza.
Y soy vientre
para guardar el calor
mimetizada en tu paisaje.

Te respiro, otoño,
y una nostalgia de atardecer
me embarga.
Quiero dormir tu sueño
en esta cuna de ocres y naranjas ...
Soy vientre
y no habrá frío
si en tu fuego me abrazas.

Soy árbol
y despertaré 
cuando me habiten los pájaros.


Irma Droz

lunes, 7 de enero de 2013

EL PAYASO TRISTE de Stella Maris




EL PAYASO  TRISTE


Era un dulce payaso, delgadito,
con una gran sonrisa diamantada, 
 mas -por dentro-, su alma desmayada, 
se contraía en espantoso grito.

¿Por qué debo reír -se preguntaba-,
si el dolor me corroe hasta las venas?
Y en sus ojos, marcados por la pena,
una lágrima amarga se ocultaba...

¿Quién sabe que hay detrás de la sonrisa
de este ser tan sonriente, que se jacta,
de ser, en su sufrir, autodidacta,

pues en el circo nada se improvisa,
y le inculcaron, con pasión abstracta,
ser señor del humor y de la risa!


Stella Maris



domingo, 2 de diciembre de 2012

PAISAJE CON MUERTE de Rosa Iglesias





PAISAJE CON MUERTE


No tenía el color apagado de los robles.

Era la tierra, pues,  el corazón hambriento
de lo que  ya es, apenas,  polvo ,
la fauce ilesa del alarido , la tiniebla,
la mandíbula desencajada del depredado
que le hinca el diente a lo muerto para alimentarse
de   paisaje ,
para  no morir  de  sola inmediatez.

Tras el telón  de lo oscuro,  entre confusiones
y en la espesura atragantada de lo negro
 el hombre  renunciaría a ser alguien ,  si  lo fue , solo,
resucitado  como sombra de bosque que camina.
Él  hubiera deseado morir , soñándose niño,
en el primer abrazo pronunciado por  la madre,
en  la imprudencia de  algún nombre, vulgar y femenino,
que le supiera a mujer emancipándosele en la boca.

Pero el temblor de la poca o mucha suerte
le vino a renacer , allí , por entre  las manos de pobre,
a los pies de la perpetuidad que culmina en la miseria
y que viene, arrogándose, para orinarnos de ruina.
Al fin acabó,  muriendo,   como un otoño apuñalado,
como los  árboles que, a golpes,  le gusta tronchar el viento...


Rosa Iglesias